Las últimas que viste # 2

Zero Dark Thirty (2012)





La última de Kathryn Bigelow. Una de las tantas películas sospechosamente nominadas en la última edición de los premios de la Academia en la categoría de mejor cinta. Basada en hechos reales, nos cuenta sobre la operación militar que supuestamente acabó con la vida de Osama Bin Landen y una verdadera pérdida de tiempo para mí. Lamentable panfleto de propaganda para mayor gloria del imperio americano, que, gracias al Dios que los protege y en nombre de la justicia universal, y poseedores de la verdad y bondad absoluta, nos libraron de un ser tan abyecto.La película se me hizo larga y tediosa, hasta el punto de conseguir que lo único que deseaba ver era el tiroteo del final. Es decir, una hora y pico de metraje en la que no pasa absolutamente nada, salvo dar datos y más datos y luego, escenas que requerían de mayor tensión o suspenso, se esfuman como el viento. Me quedé sorprendido con aquello de que resulta que la CIA reconoce abiertamente que utiliza la tortura para sacar información en prisiones no oficiales, y no había terminado de frotarme los ojos cuando en la misma película aparece una entrevista real de Obama diciendo que no utilizan esos medios. De lo peor que vi en la semana. Al igual que aquella The Hurt Locker de la misma autora.



My Blueberry Nights (2007)




Película del director hongkonés Kar Wai Wong, que se hizo mundialmente conocido por aquella cinta del año 2000 de nombre: Fa Yeung nin Wa o in the mood for love. El director es un maestro en transmitir el desamor. Su pérdida y la esperanza de hallarlo una vez más, un genio del sentimiento no expresado. No decepciona, es una película casi redonda en lo técnico y en sus pretensiones, como introducción del director (en aquel momento) a un nuevo mercado es más que notable. Yo he quedado muy satisfecho, es una obra lo suficientemente buena por sí misma, aunque los seguidores del creador quizá la vean por detrás de otras suyas. El reparto es sobresaliente, pero nadie diría que Norah Jones no se dedica a la interpretación, su personaje es el caramelo del film. Tal vez, la película quiera reflejar los sueños de la gente, sobre todo de los perdedores.


The Lady (2011)

Una película basada en la verdadera historia de la famosa activista birmana Aung San Suu Kyi y su marido, el experto en temas tibetanos Michael Aris. Una mujer que fue privada de su libertad en 1989 por liderar la oposición a la dictadura militar de su país y por ello recibió el premio Nobel de la paz en 1991. El problema inicial es su duración. Se siente demasiado larga y además de esto, está en una pendiente cuesta abajo después de sus notables primeros 10 minutos. Una apertura que resulta emocionante, conmovedora y casi perfecta en todos los sentidos, pero a partir de ese momento, comienza a decaer conforme se desarrolla la narración. Por otro lado, el uso de la música no resultó muy favorable, me pareció muy irritante cuando en cada plano donde aparecía la junta militar se le acompañaba por música de malos, como si se tratara de una telenovela. Quiero pensar que la razón por la cual no logra hacerle justicia, es porque la historia de la activista no ha terminado, aun tiene camino por recorrer y objetivos por lograr. De tal manera que la cinta no tiene sustancia suficiente para redondear. Un activismo descafeinado.

Comentarios

Entradas populares