Las últimas que viste

Existen hábitos en la vida de cada ser humano que reside en este planeta que no se pueden abandonar. No es tan fácil. En mi caso, uno de ellos es la cinefagia (vayan agregándola a la lista de neologismos de esta semana).
Así que como devoro cine cada semana y muchas de esas minúsculas dosis se quedan fuera de los tops que aquí voy desmenuzando, he decidido crear una nueva sección para este blog. Es simple: solo hay que comentar las últimas películas que viste en la semana que nos toca.
Aquí empiezo yo:

Amour (2012)



La última película de Haneke, una obra nominada para múltiples premios, entre ellos el Oscar, el BAFTA, y los Golden Globes (los cuales ganó en la categoría de Mejor película extranjera).
He de expresar abiertamente que me gustó, pero no que me haya sorprendido como para recordarla toda la vida. Creo que el giro que tiene hacia el final me dejó boquiabierto y nada más. Probablemente el tema que trata no me causó nada de gracia y es que, si así es la vejez, yo no quiero llegar a esa etapa. Enormes interpretaciones de Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva, quienes dan vida a Georges y Anna respectivamente. Una interesante visión del amor de Haneke, de quien hasta ahora he admirado más, otros de sus cautivadores proyectos.

Lincoln (2012)



Siguiendo con películas nominadas al Oscar. Esta vez, la última de Spielberg, conformada de un gran elenco liderado por Daniel Day-Lewis dando vida al presidente No. 16 de los Estados Unidos. En mi particular punto de vista, mucho mejor de lo que me esperaba. Tenía muchas reservas sobre ella antes de verla. Interesante si te atrae la historia y los personajes que la cambiaron, no hay más que decir. Mucho se habló de la interpretación del actor británico, yo me quedó con lo que hacen otros elementos del reparto, en especial lo de Tommy Lee Jones y en un peldaño inferior Sally Field.


Frankenweenie (2012)



La última entrega del director estadounidense Tim Burton (sí, el mismo que nació el mismo día que mi hermano).Otra cinta que me sorprendió de manera positiva, probablemente porque no tenía ninguna clase de expectativa sobre ella. A mi entender, esa es la mejor forma de ver cine. Un remake de un corto del mismo nombre del propio Burton y que está colmada de referencias a obras como Frankenstein o Drácula, y a interpretes como Boris KArloff o Vincent Price. No es lo mejor que haya visto hasta ahora en mi vida, sin embargo debo aceptar que me entretuvo y me sacó dos o tres pequeñas sonrisas. Puede estar llena de clichés y lugares comunes, pero vale la pena para un rato de esparcimiento.
Y bueno, a seguir viendo CINE.

Comentarios

Entradas populares