X-Men: Days of Future Past (2014)



Director: Bryan Singer

Duración: 131 minutos

País: Estados Unidos/ Reino Unido

Elenco: Hugh Jackman, James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Halle Berry, Nicholas Hoult, Anna Paquin, Ellen Page, Peter Dinklage, Shawn Ashmore, Omar Sy, Evan Peters, Josh Helman, Daniel Cudmore, Binbing Fan, entre otros.


" Los X-Men envían a Wolverine al pasado en un esfuerzo desesperado para cambiar la historia y evitar que ocurra un suceso que termina resultando ser mortal tanto como para los seres humanos como para los mutantes."

Voy a ser honesto desde el primer momento, para que luego no se digan otras cosas que no vienen al caso. Esperaba un poco más de esta cinta. El retorno de Bryan Singer a la franquicia (X-Men 2 me parece extraordinaria, poco menos que perfecta) y el elenco más brutal del cine reciente, además de un trailer sencillamente excelente, parecían presagiar que durante las más de dos horas que dura la película iba a estar en una nube. Bueno, no ha sido así. 
Esto, por supuesto, no significa que la película no me haya gustado, nada más lejos de la realidad. Me la pasé muy bien viéndola. Pero una cosa no quita la otra: el guión de Simon Kinberg es bastante débil, por no decir que no tiene mucho sentido más allá de lo funcional. Si paso por alto este problema es, principalmente, porque me encanta esta saga cinematográfica. Pero parece que a algunos realizadores, algunos críticos y a cierta sección de público solo les importan los efectos, las diversas apariciones de super-poderes, los abundantes cameos sorpresa y los grandes momentos de acción. En ese sentido, podríamos decir que este proyecto lo tiene todo; sin embargo, ¿en dónde queda la lógica? Parece que a nadie le interesa responder esa pregunta.
Por ejemplo sus problemas de continuidad vienen por haber sumado al relato los viajes en el tiempo. Y todos los que hemos visto más de una película con estas características sabemos lo complicado que es hacer que todo encaje. Que no se noten las costuras, que los huecos se puedan rellenar. Este no es el caso. Y lo repito: como fan, me da igual.
El inicio de la narración es notable. En diez minutos nos ponen en situación mientras los mutantes del futuro tienen una pelea con los centinelas. Hace muchos años que de verdad no disfrutaba con una cinta sobre superhéroes de la casa Marvel y esta introducción realmente brinda esperanzas de que las cosas cambien. La aparición del joven profesor Javier convertido en alguna clase de adicto amante de la jeringa, entre otros detalles, nos obliga a abrir bien los ojos. Nada más por esas pequeñas cuestiones esta no es otra película para niños o espectadores con rasgos infantiles borrachos de nostalgia.
Tal vez sería apropiado (y tal vez muy arriesgado) afirmar que la cinta de Bryan Singer es una de las primeras películas de superhéroes de la última década con argumentos suficientes para gustarle a espectadores que no tragan a los superhéroes. Y eso ya es mucho decir. No sólo es la adicción del 'Profesor', la obra combina y maneja de igual manera el drama, la acción y el humor. 
Ahora bien, me parece que una vez que avanza el metraje y se acerca el final, la película pierde su potencia inicial. Parece que una creación de superhéroes realizada por la casa Marvel siempre debe tener algún desastre final. Supongo que es alguna clase de regla. En este caso, tal vez podría señalar como fuente de destrozo todo el tema del estadio dentro de la batalla, que me parece que queda muy mal parado dentro de la misma. Y luego, el montaje en paralelo de la fase final tampoco convence, tal vez porque el inicio fue tan prometedor y en mi caso esperaba más de los centinelas del futuro. Y como si esto no fuera poco, el profesor Charles Xavier se acomoda en su silla de ruedas, deja las drogas y empieza a ponerse pesado con sus sermones, como cuando lo hace el sacerdote posterior a la lectura de los "textos sagrados".
Aunque tal vez esto último no sea culpa de la película, tal vez vez el profesor siempre haya sido así.
Pero tampoco quiero ser tremendamente duro con ella porque deja buenos detalles como obra. En general las interpretaciones son correctas, los efectos especiales están bastante bien realizados y deja la puerta abierta para aventuras con relatos mejor escritos, mejor cinematografía y utilización de recursos en un futuro, aunque de momento en el cine, dos de las sagas más aclamadas por los fanáticos del cómic, no han sido todo lo redondas que se esperaba. Quizás las modificaciones sobre la obra original no han sido todo lo acertadas como si ocurrió con otras adaptaciones.
Y bien, que nadie se vaya o apague la televisión antes de que se terminen los créditos. Hay un preliminar (o un dulce para el fan, una verdadera marca de la casa) sobre el Apocalipsis, que se supone dirigirá nuevamente Singer dentro de dos años. Esperaremos impacientes.

Comentarios

Entradas populares