Don't Look Now (1973)




Director: Nicolas Roeg

Duración: 110 minutos

País: Reino Unido / Italia

Elenco: Julie Christie, Donald Sutherland, Hilary Mason, Clelia Matania, Massimo Serato, Renato Scarpa, Giorgio Trestini, Leopoldo Trieste, David Tree, Ann Rye, Nicholas Salter, Sharon Williams, Bruno Cattaneo, Adelina Poerio, entre otros.

" Un matrimonio que se encuentra atravesando el duelo por la muerte reciente de su pequeña hija se mudan a la ciudad de Venecia en donde conocen a dos ancianas que resultan ser hermanas, una de las cuales es ciega y psíquica, y ha venido para traer un mensaje del más allá."


Las personas desean y esperan cosas distintas de las películas. Lo que engancha y cautiva a una persona puede desagradar y provocar el rechazo en otra con la misma facilidad (léase Titanic, por ejemplo). A veces, una película simplemente no puede llegar a alcanzar a tocar más allá de lo que el espectador conoce (este delito no es un fenómeno exclusivo de la década de 1990 a pesar de la clara ausencia en la última década de películas memorables). Esta creación, sin embargo, es una película que seguramente puede durar mucho tiempo ocupando un sitio importante en la mente.
En el año de 1973 se firmó una de las obras más notables que ha dado el género del terror contemporáneo. Olvidada y maltratada por muchos que no han sido capaces de admirar la auténtica belleza gótica que desprenden sus imágenes, esta película se presenta como una obra llena de singularidades que siguen impresionando hoy en día.
En mi opinión es fácil amar esta película por su rara atmósfera, por su hermosa e inquietante trama, por ser filmada en la impresionante Venecia, o por la escena de sexo tan tierna y tan original o simplemente por la peluca incomparable del señor Sutherland. Como sea, estoy convencido de que a las personas les resulta sencillo criticarla porque no ata de manera cuidadosa los cabos sueltos, porque es oscura y deprimente (los temas principales de la cinta abarcan la muerte, la pérdida, el asesinato, la ceguera, la religión y el enanismo) y finalmente porque es una creación en donde todas las convenciones cinematográficas son dejadas de lado.
La película de Roeg (probablemente la mejor de toda su filmografía) no marcó ningún camino a seguir dentro del cine de terror. El cine de género la dejó olvidada, no por su calidad, sino porque las vías que proponía eran demasiado difíciles como para ser imitadas. La cinta, y en esto coinciden tanto detractores como admiradores, es única, y ha generado que muy pocas creaciones cinematográficas hayan seguido los caminos que se abrieron con ella. 
Aunque realmente la película no se puede calificar de manera exclusiva como película de terror, pues las dosis de suspenso y tensión también forman parte de la obra, de manera ineludible.
Y por eso es bastante complicado hablar de ella. La narración se centra especialmente en un personaje, interpretado ni más ni menos que por Donald Sutherland, el cual pese a que alguien no pueda creerlo, cuenta con poderes sobrenaturales, en este caso el don de la profecía. Precisamente en la primera secuencia de la cinta, en la que la hija del matrimonio muere ahogada, se nos muestra a manera de guiño estas predicciones que sufre el señor John Baxter.
Así que, una de las constante del relato es esta lucha entre lógica y pensamiento mágico, entre razonamiento y superstición, como se nos muestra no sólo en los debates que sostiene el protagonista dentro de su propia mente, sino también con las extrañas pitonisas con las que su mujer se reúne a lo largo de la obra.
En realidad, principio y final de la historia están sumamente conectados, y provocan que la película vaya ganando fuerza, a medida que se revela el final en el que todo queda sentenciado para el espectador. La película juega precisamente con el desarrollo del propio relato para no brindar ni una sola explicación lógica al espectador, aspecto que ha generado que gran parte del público pierda el interés en ella, al ver que no se ofrecen soluciones simples como las que si suceden en otras películas del género, en las cuales todo queda marcado por pautas predecibles. Lo que busca precisamente el director es originar esa desesperación en el espectador para que no entienda en gran parte lo que está viendo (en muchos momentos el público se siente perdido y cree que no está entendiendo el argumento o que no ha puesto la atención necesaria y ahora no puede volver a conectar) con lo que se produce un sentimiento de auténtica confusión (pocas veces una cinta logra desesperar tanto como esta). En gran medida es gracias al talento del director, que esparce su producto con recursos que ocasionan que esta sensación de desesperación vaya aumentando a lo largo de la película.
Por ejemplo, la ubicación de los protagonistas. Venecia idealmente parece una ciudad tranquila y placentera (o así la intentan vender en los folletos de las agencias de viajes), sin embargo la cinta se encarga de retratar la parte oscura de la ciudad, y por ello no sólo se nos presenta la cara oficial de la ciudad (con sus alucinantes iglesias y sus canales marítimos) sino también los oscuros callejones y su vida nocturna menos turística. 
En fin, películas hechas en el mismo estilo de la que me ocupa son algo excepcional en estos días. No soy un viejo chapado a la antigua, que se queja todo el tiempo de que ya no las hacen como antes, soy simplemente un desilusionado amante del cine que desea que hubiera por lo menos unos cuantos cineastas dispuestos a correr riesgos y que no siguieren la misma línea o fórmula aburrida. ¿O cuál fue la última película que viste que no pudiste olvidar durante mucho tiempo? 
Siempre sonará como un cliché cuando algún fanático obsesionado suele mencionar que no ha dejado de pensar en su obra favorita durante días, sin embargo esta cinta tiene un efecto curioso en el espectador. Su intensidad aumenta. Diferentes parte de la película giran alrededor de mi mente. No pienso en escenas de manera separada, más bien recuerdo las situaciones, las personas, las emociones. Lo cual es testimonio irrefutable de su estructura elegante y bien trazada.
Si no ha visto esta cinta, entonces tiene un regalo esperando por usted. Si ya la ha visto (hágalo de nuevo y vuelva a maravillarse con una profunda, misteriosa, inquietante, emotiva y hermosa película. 

Comentarios

Entradas populares