Mulholland Dr. (2001)


Director: David Lynch
Duración: 147 minutos
País: Francia/Estados Unidos
Reparto: Naomi Watts, Laura Harring, Ann Miller, Dan Hedaya, Justin Theroux, Brent Briscoe, Robert Forster, Katharine Towne, Lee Grant, Scott Coffey, Billy Ray Cyrus, Chad Everett, Rita Taggart, James Karen, Lori Heuring, entre otros.
" Betty, una joven aspirante a actriz que llega a Los Ángeles para convertirse en estrella de cine, se aloja en el apartamento de su tía. Dentro de la casa se encuentra con Rita, una mujer amnésica que ha sufrido un accidente en Mulholland Drive. Juntas deciden investigar quién es Rita y cómo llegó hasta allí."
David Lynch afirma que hay muy pocas reglas en los sueños. Cualquier cosa puede pasar, buena o mala. De nuevo de manera magistral le da forma a la materia oscura de las ideas y a las imágenes que se confunden con el espíritu, creando una apasionante atmósfera onírica donde explora el inconsciente de la mente humana.
Esta cinta es la historia de un amor no correspondido, de éxito y de fracaso, de traición, celos y de sueños no realizados. Consiste en un sueño y varios recuerdos.
Armada por Lynch como un fascinante rompecabezas. Compleja, barroca, surrealista y a la vez sencilla.
Amnésica tras un accidente de auto, Rita conoce a Betty, una recién llegada a Los Ángeles en busca de fama. Ambas se adentran en un mundo donde nada es lo que parece. En medio de ese ambiente psicótico, se unen para resolver lo inexplicable.
Aparte de portentosa poesía visual, la película cuenta con una de las mejores parejas protagónicas de la historia. Magistral y soberbia actuación de Naomi Watts. De principio a fin se disfruta por ser tan completa. Tierna al principio y perturbante al final.
Laura Harring brilla también manteniendo a su personaje en ese halo de misterio y seducción esperando ser descubierto.
Magnificas interpretaciones que lamentablemente fueron ignoradas en entregas de premios. Que la película ni Watts no hayan sido nominadas al Oscar es una prueba fehaciente de la mediocridad de estos premios.
Lynch demuestra que su imaginación simplemente no tiene límites. En sus filmes nunca sabes que te esperara al abrir una puerta, al descubrir un misterio o al despertar de un sueño. Crea atmósferas que parecen salidas de otras dimensiones, pero que en verdad son parte de la vida misma, de nuestra realidad, de los intrincados pasadizos y procesos de nuestra mente.
Obras maestras que siempre son infravaloradas, pero que siempre se mantienen vivas.
Decir que la historia es imposible de entender es como si estuviéramos ante un "sin sentido" que no es muy necesario que digamos. Si de algo carecen sus películas es de mediocridad.
En una primera visión tal vez no se comprenda, pero todo tiene una respuesta lógica y contundente, incluso sencilla.
Totalmente imprescindible, esta película es un trabajo brillante y magistral, la más hermosa y tal vez la mejor de todas las obras maestras del maestro del Séptimo Arte más original de nuestros tiempos.

Comentarios

Azul dijo…
en efecto, esta película tiene una originalidad, de momentos me parecía vertiginosa y en otros muy en calma, llena de misterio, bucando la expectación... bueno esa es la impresión qeu tengo, porque hace muchísimo que no la veo. usted hizo que me dieran ganas de verla de nuevo. una entrada muy inspiradora.

Entradas populares