The Cabin in the Woods [2012]




Director: Drew Goddard

Duración: 95 minutos

País: 95 minutos

Elenco: Kristen Connolly, Chris Hemsworth, Anna Hutchison, Fran Kranz, Jesse Williams, Richard Jenkins, Bradley Whitford, Brian White, Amy Acker, Tim De Zarn, Tom Lenk, Dan Payne, Jodelle Ferland, Dan Shea, Maya Massar, entre otros.

" Cinco jovenes se preparan para pasar el fin de semana en una remota cabaña, situada en un bosque, sin medios de comunicación en el exterior. En el sótano encuentran una extraña colección de reliquias y, entre ellas, un diario que habla de la antigua familia de psicópatas que ocupó la casa. Lo que no sospechan es que están siendo observados y que su vida corre peligro."

Entre tanto remake, secuela y precuela se necesitaba algo fresco, novedoso y original. Una película que no fuera la continuación ni la nueva revisión de otra, sino una producción independiente y que partiera de cero que pudiera satisfacer las necesidades de los que amamos el género de terror.
A estas alturas resulta tremendamente difícil presentar una formula que consiga proyectar una visión renovada de tan prolífico género cinematográfico, pues podríamos incluso manifestar que está todo hecho, que se acabaron las ideas. 
Fue entonces cuando Drew Goddard decidió aliarse a Joss Whedon una vez más para demostrarnos que todavía se puede sacar jugo, que hay diferentes formas de preparar un mismo platillo, ya que la clave está en saber elegir los ingredientes y saber como utilizarlos.
La obra se presenta como una película de terror más con un inicio un tanto flojo, pero no va tomando los caminos que cabría esperar, va rompiendo los moldes y provoca que nos sintamos perdidos como espectadores, por lo que cuanto menos sepamos de ella todo puede ir mucho mejor. Es que estamos ante una cinta que no se ríe de las típicas películas de terror, les hace un homenaje en toda regla, y por ello el resultado es una divertida comedia de terror.
El punto de partida de la película es el siguiente: cinco jóvenes se preparan para pasar un fin de semana en una cabaña alejados de todo y sin comunicación alguna. Pero no saben que son observados. Una vez ahí, descubren que el sótano está repleto de reliquias y también un diario sobre una familia muy peculiar.
Si, la premisa parece que sea como las mil películas que la preceden. Tenemos a la rubia tonta pero sexy, tenemos al macho atlético, al nerd, a la chica virgen e inocente, incluso al gasolinero loco que les advierte del peligro, sin embargo todo esto forma parte del juego de la cinta y tal y como entran los tópicos se rompen después.
El simple hecho de mezclas géneros no es, en sí, ni bueno ni malo. Partiendo de ello, la idea de hacer una especie de Truman Show con una historia muy conocida de terror es un planteamiento que de entrada me ha llamado la atención, de tal modo que un principio me he sentido expectante para ver cómo diablos se desenvolvía la trama. Y me llevé una extraña y grata sorpresa.
A nivel técnico la película tiene una interesante calidad, sobre todo en lo que respecta a lo visual (a pesar de lo deficiente de varios giros del guión), tanto los efectos especiales como el grandioso maquillaje crean una atmósfera estupenda. Pero como ya lo he mencionado, lo verdaderamente atractivo es la innumerable cantidad de guiños, homenajes y bromas (de negrísimo humor) que encontramos en sus imágenes a otras obras de terror y fantasía. Esto la convierte en un generador de entretenimiento para todos aquellos devoradores de cine, la sonrisa y la satisfacción están garantizados. Eso si, para ello se ve sacrificado el punto más intenso de terror y se acaba con todo escalofrío o inquietud.
Nada es lo que parece en esta cinta, por ello quienes busquen terror puro en ella sufrirán una gran decepción (siento arruinarlo) y sólo aquellos que vayan abiertos a la sorpresa y estén dispuestos a reír mientras la pantalla se vuelve roja la disfrutarán por su frescura. Divertida e interesante para pasar un buen rato, si se puede, entre amigos.

Comentarios

Entradas populares