Bad Taste (1987)




Director: Peter Jackson


Duración: 91 minutos


País: Nueva Zelanda


Reparto: Terry Potter, Pete O'Herne, Craig Smith, Mike Minett, Peter Jackson, Doug Wren, Dean Lawrie, Peter Vere-Jones, Ken Hammon, Robin Griggs, Michael Gooch, Laurie Yarrall, Shane Yarrall, Philip Lamey, entre otros.


" Una pequeña ciudad de la costa está más tranquila que nunca. Todos sus habitantes han desaparecido. Su destino ha sido decidido por un grupo de extraterrestres que están en búsqueda de carne humana para las hamburguesas de una marca de comida rápida intergaláctica. Un cuerpo especial se enfrentará a los alienigenas."



Estamos ante un absoluto e instantáneo clásico de la comedia Gore por excelencia, un referente sobre como con grandes ideas y unos amigos que estén dispuestos a ayudar, se puede hacer cine divertido, original y de calidad.

Analizando la película con la perspectiva que brindan los ya casi 25 años transcurridos desde su aparición, parece increíble que el responsable total de esta película sea el mismo que el de El Señor de los Anillos, el ganador de múltiples Oscar Peter Jackson. Porque aunque a muchos les pueda parecer esta cinta de lo más vulgar y grosera, ha sido durante muchos años una obra de culto entre los amantes del mencionado género. Así que no deja de sorprender que si al responsable de todo este ejercicio se le dan unos cuantos millones de dólares, todo puede convertirse en sofisticado y el éxito se traslada a nivel mundial, como ocurrió con su afamada trilogía.

Cabe mencionar que Peter Jackson fue de los primeros que usó la violencia gratuita, violencia distinta a la que vemos por ejemplo en el género de acción. La gran diferencia entre ambas reside en que la violencia que suele emplearse en esta clase de filme es tan explícita y tan exagerada, que en muchos casos aunque pueda sonar paradójico, se vuelve amena y divertida.

Otro aspecto que llama la atención es que además de interpretar a dos personajes dentro de su propio proyecto, el cineasta neozelandés es responsable del guión, fotografía, montaje, maquillaje, efectos especiales, la producción y por supuesto de la dirección. Nada más por ello, Jackson es en esta ocasión el que se lleva todas las palmas.

Como es natural en el género es bastante asquerosa, ya que está repleta de sangre, vísceras y escenas un tanto escatológicas. Esto último se aprecia desde la primera escena, en la que tenemos la oportunidad de observar como una cabeza vuela por los aires desparramando los sesos sobre el pantalón de uno de los ejecutores, un tipo que forma parte del equipo que se creó para salvar al mundo de los invasores. Tiene su gracia, pues todo está hecho en plan de diversión y sin ningún afán de perfeccionismo.

Los personajes están bien logrados, se nota que el reparto disfruta de sus actuaciones, a pesar de ser los amigos de Jackson se les advierte la motivación y cada uno aporta sus rasgos y cualidades para beneficio de la cinta.

En fin, a pesar de que se notan bastante los muñecos que usan en los momentos más salvajes y las transiciones entre escenas están hechas de mala manera y aunque el acabado no tiene la clase ni la seriedad de George A. Romero ni el estilo de John Carpenter es una película de culto muy bien confeccionada, sino tanto en la forma si en el fondo de la misma. En ese sentido, considero que si hubiese tenido más presupuesto ahora hablaríamos de un éxito a un mayor nivel.

Una película de culto que firma uno los actuales reyes de Hollywood.

Comentarios

Entradas populares