Airplane! (1980)



Director(es): Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker
Duración: 88 minutos
País: Estados Unidos
Elenco: Kareem Abdul-Jabbar, Lloyd Bridges, Peter Graves, Julie Hagerty, Robert Hays, Leslie Nielsen, Lorna Patterson, Robert Stack, Stephen Stucker, Otto, Jim Abrahams, Frank Ashmore, Jonathan Banks, Craig Berenson, Barbara Billingsley, entre otros.
" El vuelo 209 de la Transamerican sale de Los Angeles con destino a Chicago. Entre los pasajeros se encuentran una serie de curiosos personajes. Entre ellos, un ex-piloto de combate que, en pleno vuelo, se verá obligado a hacerse cargo del avión comercial, tras quedar indispuestos los pilotos por una comida en mal estado."
Una película que divide opiniones. Para muchos, odiada; para otros, fresca y nutritiva. Lo único que es realmente cierto es que, con esta divertida y amena cinta repleta de trechos de parodia y homenajes a otras obras, los hermanos Zucker y Jim Abrahams abrieron la brecha que dio lugar a múltiples ejercicios cinematográficos de las mismas características, unos realizados por ellos y otros, vulgares y aburridas copias.
De ese modo, nos hallamos ante una propuesta de lo más cómica y entretenida, donde un surtido de bromas absurdas y sin sentido, pretenden mantener al espectador a una cinta que, sin llegar a ser insoportable, no da descanso, pues todas ellas se van efectuando de modo ágil y ocurrente a lo largo de todo el metraje.
Además, la gran variedad de personajes, tanto los protagonistas como los secundarios con los que cuenta, son verdaderamente refrescantes, gracias a sus diversas personalidades y modos de comportarse ante las diversas circunstancias que se les plantean. Así nos topamos con un copiloto que además es jugador de basquetbol, pasando por diversos interpretes en el reparto como el entrañable actor principal, el genial Doctor Rumack, el despistado Johnny o incluso otros como la monja, la pareja de negros con su atípico lenguaje o cada uno de los pasajeros que van soportando las charlas de Ted. Todos ellos conforman un repertorio de excéntricos que logran hacer de esta comedia un simpático vehículo pasar pasar un buen rato de carcajadas, donde las estúpidas y disparatadas situaciones que se presentan, logran su objetivo completamente.
Y aunque debe haber personas que detestan dicho humor, es innegable el talento de los directores para proporcionar una película de menos de una hora y media con un desarrollo tan dinámico, por ello es poco probable que se caiga en el aburrimiento mientras los minutos avanzan.
Puede que haya momentos que lleguen a influir en el producto final, como algunos de los flashbacks, que en ocasiones terminan convirtiéndose en distractores de la propia narración. Sin embargo, todo el conjunto funciona a la perfección como lo que es: una simple comedia absurda.
Podrán criticar múltiples aspectos en ella, lo que no podrán hacer es negar el giro de 360 grados que supuso para las cintas del género, esas obras caricaturescas e hilarantes de comedia.
Un ejemplo para tener en cuenta. Una de las válvulas de escape más eficientes e imperecederas durante un largo período de tiempo.

Comentarios

Entradas populares