The Avengers (2012)



Director: Joss Whedon

Duración: 143 minutos

País: Estados Unidos

Reparto: Robert Downey Jr., Chris Evans, Mark Ruffalo, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson, Jeremy Renner, Tom Hiddleston, Clark Gregg, Cobie Smulders, Stellan Skarsgard, Samuel L. Jackson, Gwyneth Paltrow, Paul Bettany, Alexis Denisof, Tina Benko, etc.

" Cuando un enemigo inesperado surge como una gran amenaza para la seguridad mundial, Nick Fury, director de la agencia SHIELD, decide reclutar a un equipo para salvar al mundo de un desastre prácticamente seguro. Es ahi cuando decide unir al legendario grupo de superhéroes formado por Iron Man, Hulk, Thor y el Capitán América."

Quien adore los blockbuster, las películas de la editora Marvel, los clásicos cómics de superhéroes y en general el cine hinchado, grandilocuente y sonoro (sobre todo cuando la ocasión no lo justifica) de entretenimiento y palomitas encontrará en esta cinta el punto más alto de todo lo que se puede desear humanamente de esta clase de cine. 
Es una gran película de efectos especiales, con algunos actores, con otros 'actores' que cuentan con buena presencia, chistes que a veces hacen gracia y a veces no, una banda sonora ensordecedora y épica y numerosos guiños que interconectan con el mundo de esta saga de superhéroes. Pero no me encanta. Por momentos hasta me aburre y hasta me deprime.
Habría que destacar de ella es que sea una obra sólida a todos los niveles. Para empezar, tenía la complicación de equilibrar los roles de cada personaje protagonista y darles a cada uno la suficiente importancia sin convertirlos en mera comitiva de alguno en particular o dejarlos a modo de decorado. El guión sabe dedicar el suficiente tiempo a todos ellos dándoles escenas de lucimiento que además aportan algo a nivel narrativo y no se quedan en la simple pirotecnia visual.
De tal manera que una escena de batalla puede tener como objetivo la definición de algún aspecto de ese personaje, luego una conversación puede aportar cierta veracidad a lo próximo que vamos a ver y al final el rompecabezas se completa con discusiones entre los personajes y los ya mencionados chascarrillos sin ahogar la acción, ni provocar que el ritmo decaiga.
Sin embargo, no dejo de apreciar en ella un tipo de cine que ha tocado el límite, que está en la cúspide de una sociedad sobrealimentada, aburrida, empachada de todo y de todos, sin deseo de creación, dando vueltas eternas en torno a sí misma, matando el tiempo, mientras el propio tiempo y la falta de ilusión la va matando a ella. 
Observo con cierto desencanto al mismo villano tan malo que logra apropiarse de nuevo con el mismo artefacto de rayos ultrapoderosos, ante los ojos que miran sin ver de un público que se sienta ante una pantalla tan desprovisto de expectativas y cuando se acaba el espectáculo todo se mantiene igual. Veo una película que como tantas otras de su especie, es el canto triunfal de esa abulia insoportable del siglo XXI que nos hemos dedicado a nombrar Entretenimiento.
Pero bueno, intentemos encontrar la explicación de todo esto, con dos razones.
La primera puede ser que con la cantidad de millones que ha generado esta cinta en tiempos de crisis, hayan reservado una buena cantidad para repartir entre algunos críticos y revistas, para fabricarse una publicidad irreal respecto a lo que verdaderamente es la obra. Es una táctica de enajenación que muchas veces consigue su objetivo, puesto que muchas personas que lean alguno de esos comentarios ya irán con la idea preconcebida de que están ante una maravilla. Y así aseguran una gran taquilla.
La segunda razón puede tener relación con el nivel de la cartelera actual. Es decir, hay tal cantidad de porquerías, que en cuanto aparece una película de superhéroes con un mínimo de diálogo y una buena sucesión de efectos especiales ya es suficiente para algunos para sobrevalorar un producto como este, hasta casi elevarlo al olimpo de los dioses.
Pero no, no es así. Estamos ante una obra más del cine más comercial que en ocasiones recuerda a algún videojuego, que por momentos es muy entretenida, aunque en otros se convierte en una experiencia casi interminable. Es decir, puede que cumpla con lo que buscan los cinéfilos más simples, pero lo que molesta es que la califique de obra maestra, cuando no pasa del "suficiente". 
En conclusión, película sólo recomendable para los grandes aficionados a Marvel, y digo grandes, porque yo soy aficionado pero no un auténtico "enfermo" y me ha decepcionado en algún sentido. Ya recordé por qué no había escrito sobre ella la primera vez. Gracias.

Comentarios

Entradas populares