Kill Bill: Vol. 2 (2004)


Director: Quentin Tarantino

Duración: 136 minutos

País: Estados Unidos

Reparto: Uma Thurman, David Carradine, Lucy Liu, Vivica A. Fox, Chia Hui Liu, Michael Madsen, Daryl Hannah, Michael Parks, Bo Svenson, Jeannie Epper, Stephanie L. Moore, Shana Stein, Caitlin Keats, Christopher Allen Nelson, Samuel L. Jackson, entre otros.

" Tras eliminar a algunos de los miembros de la banda que intentó asesinarla el día de su boda, Mamba Negra continúa con su venganza e intenta acabar con el resto de la banda, en especial con su líder y antiguo jefe, Bill, que la dió por muerta dejándola en coma."

Todos quedaron más que conformes con la primera entrega, era una película deliciosa con firma tarantinesca, era una historia de venganza, era la aparición de una heroína con el odio hasta los huesos por una vida destrozada a causa de Bill.
Después circularon los rumores acerca de que la segunda entrega era una franquicia comercial y mucho bla, bla.
Sin embargo, cierto es que las segundas partes por ley común nunca fueron buenas. Sólo que en este caso, la segunda de Bill supera a la primera.
Porque lo hace, se explica desde el entramado mismo de la cinta. La primera se detuvo en coreografías de batallas espectaculares, alguno que otro silencio y los collages autorales donde, de pronto, un dibujo animado reemplazaba la historia real. Era una gran obra, pero le faltaba algo, la segunda contiene todos los elementos dejados de lado en el inicio.
Ahora, los diálogos cobran mayor importancia, los personajes adquieren caracteres que superan a los anteriores, más batallas, más collages y del final sólo cabría decir que mejor imposible.
El dinamismo de la primera es suplantado por un ritmo meditativo, casi oriental (también cargado de agresividad) en donde los diàlogos más sencillos son intercalados de tal manera que todo el tiempo uno siente estar presenciando un duelo socrático entre los rivales.
Tarantino apela a todas sus armas y es que, en el fondo, de eso se sostienen ambas realizaciones: sus estilos, sus estructuras y sus pulsos narrativos.
El final abre paso a algo del todo imprevisto; jamás a nadie se le hubiera ocurrido que esta enorme historia podía terminar así, y lo hizo de manera brillante.

Comentarios

Entradas populares