No explanation needed

Estoy tan harto de vivir, odio la vida y todo lo que ella significa.
Estoy tan desencantado de todo lo que existir implica. Me molestan las caras de todas las personas que veo alrededor, aquí en mi casa y allá afuera en las calles. Todos viven como animales y no merecen seguir respirando. Quisiera desaparecerlos a todos.
¿Es que acaso nadie se da cuenta que este mundo es una mierda?
¿Nadie alcanza a reconocer que no hay un verdadero motivo para ser feliz o para seguir aquí?
Todos con sus falsos semblantes de felicidad, ¿de que se rien imbéciles?
¿Se burlan de lo vacios e idiotas que son? ¿De lo absurdo que es continuar con esta perpetuo circo del que todos formamos parte?
Ah... estoy tan fatigado de mí y de ustedes. De todo esto. Me siento derrotado por no saber que estoy haciendo con la oportunidad que se me ha dado. Ya no quiero cambiar nada de lo que esté ocurriendo en este asqueroso planeta. Ni siquiera puedo modificar algo en mi, ¿qué puedo construir que sea diferente en las mentes tan estrechas de la gente?
¿Por qué nadie voltea a ver al tipo que tiene enfrente? ¿por qué nadie me voltea a ver?
¿por qué nadie se da cuenta de lo mucho que sufro por dentro? ¿No se me nota en la cara o es que siempre tengo cara de culo y ya se han acostumbrado a vermela todos los días?
No sé que me pasa, sólo sé que me siento vacío. Ya no me satisface la soledad. Y sin embargo gran parte del tiempo estoy así, mi existencia se resume en un eterno desamparo que no se va.
Ahora es cuando justamente comienzo a creer que nada más los ingenuos, los estúpidos y los simples son felices en este lugar. Nadie más que ellos se alegran con las vidas de miseria y vivir en la penuria de los otros, sólo ellos se recrean la pupila con la desgracia que es volverse viejo en un sitio tan despreciable como este.
Todo esto lo único que me provoca es mandar todos mis principios a la mierda y empezar a actuar como todos ustedes cabrones. Ustedes siempre se quedan con lo mejor al final del periplo. Son unos verdaderos afortunados, tocados por la gracia de dios. Y los detesto, pero ya no deseo luchar en contra suya, me he cansado de enfrentarmeles. No soporto toda la porquería que me rodea. Todo es tan aburrido y tan repetitivo.
Como sea, todo es culpa mía por creer en tantas cosas que no son posibles. Quizás el único ingenuo he sido yo. Por anhelar que todo esto evolucionara hacia algo mejor. No me arrepiento por ser así, sólo que no ha servido de nada el pensar diferente, ni me ha hecho sentir mejor. Al contrario, me siento peor e incapaz de seguir; me siento viejo y cansado.
Suena paradójico que la única salida que llego a distinguir para todo esto es convertirme en uno de ustedes, aunque la verdad es que no podría ser un maldito hipócrita, egocéntrico, superficial y perfecto retrasado mental. Porque por mucho que me enfade, siguen siendo más felices o eso aparentan y no voy a ser yo quien lo discuta.
En fin, no más explicaciones.

Comentarios

Entradas populares