Heimat - Eine deutsche Chronik (1984)



Director: Edgar Reitz

Duración: 90 minutos (11 episodios)

País: Alemania

Elenco: Marita Breuer, Kurt Wagner, Rüdiger Weigang, Eva Maria Schneider, Karin Rasenack, Johannes Lobewein, Gertrud Bredel, Eva Maria Bayerwaltes, Hans-Jürgen Schatz, Johannes Metzdorf, Wolfram Wagner, Willi Burger, Arno Lang, Sabine Wagner, Helga Bender, Alexander Scholz, Jörg Hube, entre otros.

" Aclamado telefilm de 15 horas de duración (dividido en 11 capítulos) que narra la vida de un ficticio pueblo alemán entre 1919 y 1982, y centrado en el personaje de María, una mujer nacida en 1900. María y el resto de los personajes son retratados emocional, económica y políticamente a lo largo de la intensa, fluctuante, dura y controvertida historia del pueblo y del resto de la nación alemana."

Considerada por muchos como una de las mejores películas/series de todos los tiempos, esta cinta nos narra el devenir de la familia Simon y el de la mayoría de los habitantes de un pueblo alemán ficticio a lo largo de gran parte del siglo XX. Más concretamente se centra en la figura de María, que pasa a formar parte de la familia Simon al casarse con Paul, el hijo menor.
La historia comienza a finales de los años 10 y termina en los 80, por lo que vemos el ascenso al poder del nazismo, su posterior caída, los años de decadencia y de forma mucho más secundaria (casi anecdótica), los años de la Alemania dividida. Y es que hay que tener en cuenta que en el momento en el que se filmó la serie el muro aún estaba en pie.
Cabe hacer notar que estamos ante la serie alemana más famosa de toda la historia y la favorita de muchos directores de prestigio como el propio Stanley Kubrick. El impacto que tuvo en Alemania perdura hasta nuestros días y ha podido ser observada en muchos lugares del mundo por su gran calidad, por supuesto entre ellos no se encuentra nuestro país dominado por dos grandes televisoras de "prestigio" que no deben haber escuchado jamás sobre ella.
Aunque no todo es positivo, fuera de Alemania la serie ha ido cayendo en el olvido de forma injusta por las nuevas generaciones que no han podido acceder a ella y en muchos casos desconocen su existencia hasta que algún personaje famoso la menciona como una de sus favoritas, lo que ha provocado la natural curiosidad entre los cinéfilos más jóvenes (como yo) por conocer a esta joya casi oculta.
Pero bueno, vayamos a la importante. La estructura general de la película/serie podría decirse es algo similar a dejar algunas cámaras fijas en un pueblo mientras graban y volver cada cierto tiempo para ver lo que ha ocurrido en el. De tal forma que la serie se mueve a través de saltos temporales de años. Es así que después de la primera escena en 1919, nos movemos directamente a 1923 y así sucesivamente a lo largo de la película. 
Por este motivo, las historias son de dos tipos: las que nacen y mueren en ese determinado periodo temporal, que suelen ser más las folclóricas o las tradicionales y sobre todo las relacionadas con la llegada de todo lo tecnológico, por ejemplo la construcción de la autopista, el primer auto del pueblo o la primera radio.
En cambio, las historias personales tienen un vínculo en el tiempo mucho más evidentes, siempre acompañadas de la figura central de Maria Simon, que es la mujer que nos guiará por toda la serie hasta su muerte.
El director tenía la intención de mostrar una visión de ritmo lento y solemne, casi religiosa sobre la sociedad alemana y sus cambio en el siglo XX, centrada en el microcosmos que es Schabbach, conducida por una gran fuerza narrativa y con unos personajes sólidos e interesantes a la vez, que si lo permitimos nos llevarán de la mano sin mucho esfuerzo por todo el relato.
Todos los aspectos de la existencia humana están aquí: vida, muerte, tragedia, comedia y los momentos desabridos de la vida acontecen de forma fluida y continua, incluso condimentados por la hiperinflación ocurrida por el marco alemán tan cambiante, creando así una pintura excepcional de la Alemania del siglo XX.
Respecto a los actores creo que no hay nada que comentar, debido a que la mayoría eran y siguen siendo desconocidos en el mundo y en este país, a pesar del excelente trabajo que realizan en la serie, incluso cuando muchos de ellos no eran profesionales.
La película representó para los alemanes una especie de catarsis colectiva que sirvió para sacudirse el sentimiento de culpa que arrastraban por los abusos y las injusticias generadas por el Nazismo y la Segunda Guerra Mundial casi cuarenta años después.
La serie mostró una Alemania más campestre y romántica, lejos del bullicio de las grandes ciudades, con pueblos que muchos alemanes recordaban de jóvenes o gracias a sus padres y que habían guardado en sus memorias por las atrocidades ocurridas.
Los alemanes se sacudieron los complejos y el sentimiento de orgullo y satisfacción del pueblo que creó esta obra, tuvo bastante que ver en la concientización de la gente para los eventos que finalizaron con la caída del Muro en 1989, por lo que el nuevo pensamiento representó dejar de mirar hacia atrás y proyectarse hacia el futuro.
Si a alguien le interesa este capítulo de la historia, el cine y la televisión de calidad, me parece que es buen momento para ponerlo en la lista de regalos para la próxima navidad. Después de todo cualquiera se puede equivocar, pero Stanley Kubrick no solía fallar en sus recomendaciones.

Comentarios

Entradas populares