Clerks. (1994)



Director: Kevin Smith

Duración: 92 minutos

País: Estados Unidos

Reparto: Brian O'Halloran, Jeff Anderson, Marilyn Ghigliotti, Lisa Spoonhauer, Jason Mewes, Kevin Smith, Scott Mosier, Scott Schiaffo, Al Berkowitz, Walter Flanagan, Ed Hapstak, Lee Bendick, David Klein, Pattijean Csik, Ken Clark, entre otros.

" Narra en clave de humor la vida, amores y excentricidades de dos jóvenes cajeros de New Jersey. Debido a la ausencia de su jefe, un dependiente se ve obligado a trabajar en un supermercado durante su día libre y a atender a muchos personajes curiosos."

El cine es un medio donde todo tipo de artistas pueden hacer gala y mostrar su propia impresión del arte. Los hay de todo tipo, desde los más convencionales, a los más arriesgados, atrevidos, extraños y peculiares. Lo que está claro, es que el celuloide es un vehículo cultural que permite que cualquier individuo se exprese y nos muestre su forma de observar la realidad y lo manifieste como su propio arte.
No creo alejarme mucho de la realidad si declaro que durante los años 90 se inició una reivindicación en el séptimo arte para realizar obras más independientes y personales por parte de grandes autores que nos enseñaron su gran e irreverente talento, como es el caso de Kevin Smith, el director de esta cinta.
Esta película más que la historia de una serie de tipos dementes que entran y salen de una tienda de comestibles, es el relato de un tipo que un día decidíó plasmar en una cinta de video cómo creía que se debía de hacer cine. Es la creación de ese chico sin dinero, que bajo unas condiciones técnicas paupérrimas y con la ayuda de unos amigos que hicieron de actores fue capaz de grabar una película en el establecimiento en dónde el trabajaba en los ratos en los que éste se encontraba cerrado.
Es el testimonio de como esa película no sólo ganó muchos premios, sino que al día de hoy continua haciendo reir a mucha gente con su humor ácido y sus estrafalarios personajes.
Es la primera película de uno de los directores más conocidos del cine independiente en la actualidad. Un realizador que siempre ha sido fiel a dicho estilo, irónico y maleducado de su Opera Prima. Si hay una cosa que caracteriza a Kevin Smith es el enfoque que le da a las relaciones humanas y las motivaciones de la gente. Un planteamiento con el que representa la realidad desde un punto de vista humorístico.
Dante, el protagonista, es un ser desgraciado y el espectador puede apreciarlo desde el otro lado de la pantalla, sin embargo Smith prefiere que sean las situaciones llenas de surrealismo las que nos lleven a distinguirlo de manera directa. En las creaciones de Smith se pueden ver retratados lo extraños y fuertes que pueden ser los lazos de amistad. ¿Quién podría entender la amistad de Dante y Randal o entre Jay y Silent Bob, si Smith no lo hubiera plasmado de ese modo? De igual manera, podemos observar lo complicadas que son las relaciones de pareja, lo dañinos que pueden llegar a ser los celos, lo difícil que es olvidar a alguien y sobre todo lo complicado que es no hacer daño a quien queremos.
No estamos ante el mayor debut cinematográfico de la historia, técnicamente la cinta no es lo mejor que existe, pero se comprende debido al escaso presupuesto con el que se contaba para su construcción. Sin duda alguna estamos ante una de las mayores odas y manifestaciones de una nueva expresión del cine, iniciada por un joven director con un talento inabarcable. Otra muestra de la importancia del talento y habilidad del autor y no de sus recursos. Esta película, al igual que su director eran necesarios para el cine y para dirigirlo hacia un nuevo rumbo. Brillante e imprescindible.

Comentarios

Entradas populares