Captain America: The Winter Soldier (2014)




Directores: Anthony Russo / Joe Russo

Duración: 136 minutos

País: Estados Unidos

Elenco: Chris Evans, Samuel L. Jackson, Scarlett Johansson, Robert Redford, Sebastian Stan, Anthony Mackie, Cobie Smulders, Frank Grillo, Maximiliano Hernández, Emily VanCamp, Hayley Atwell, Toby Jones, Stan Lee, Callan Mulvey, Jenny Agutter, entre otros.

" Mientras Steve Rogers se esfuerza por asumir su papel en el mundo moderno, se une a su compañera de los Avengers y de la agencia S.H.I.E.L.D., Black Widow, para luchar contra una nueva amenaza histórica: un asesino conocido como el Soldado de Invierno."


Sí, después del desastre que fueron todos estos años que han pasado con proyectos como Iron Man 3 y las mediocres obras sobre Thor, mis expectativas respecto a las películas de Marvel no podían ser menores. Quiero decir, realmente me parece que en ese universo ya no queda nada por descubrir, ni lugar a dónde ir; pero recordaba las exageraciones y elogios que rodeaban esta aventura del capitán que me provocaron cierta curiosidad y me llevaron a preguntarme si esta era la película en la que Marvel se atrevía a tomar más riesgos y en la que establecía un tono menos ridículo y vergonzoso como lo ha realizado en la mayoría de sus creaciones.

Por supuesto, en ese instante, esta cinta fue uno de esos éxitos populares que complacen a la gente. Esa clase de fenómenos en los cuales si un crítico golpea a la película por un cierto defecto, todos los fanáticos coléricos de forma inmediata tomarán una postura defensiva e intolerante y se negarán a aceptar la mencionada apreciación del experto. Francamente, a mi ese tipo de cosas no me importan. Me refiero tanto a los juicios de los analistas, como a las inclinaciones de las masas. A estas alturas, ya no soy fanático de los cómics (lo fui hace mucho, pero ya se terminó). Tampoco suelo ser un entusiasta de los superhéroes en general, y ciertamente no soy el gran fan de los innumerables éxitos taquilleros que tenemos hoy en día. Básicamente, lo que estoy diciendo es que voy a ser completamente honesto, plenamente consciente de que todos los demás solo estuvieron comentando cosas positivas sobre la película.
En primer lugar, al menos, hay que darle cierto crédito al filme por sus mejoras sustanciales en ciertas áreas. ¿Adivinen qué? Para mi beneplácito, este breve relato no está impregnado de ese humor ridículo como en las obras antes mencionadas. En aquellas entregas, casi cada expresión que salía de la boca de los personajes era una oración simple de una sola línea o una broma. Ante tal exceso, comenzó a sentirse como si todos los personajes en el universo de Marvel tuvieran exactamente las mismas personalidades: tipo ingenioso, engreído y sin tomar en serio nada de lo que sucedía a su alrededor. Teniendo en cuenta todo aquello, tenemos aquí la misma clase de desarrollo de los personajes, aunque afortunadamente ocurre en una menor medida.
Esta vez hay más drama e intriga. Ya se sabe, en realidad generan que se sienta como una película de superhéroes y no como una parodia del género. De hecho, esta creación resulta ser una nueva visión del mentado género, ya que sin esperarlo nos presentan un thriller que compagina un elemento de espionaje con un poco de suspenso y misterio en su trama. Sí, cuán sorprendido estaba al descubrir que no ocurría en la pantalla un superfluo romance, que como suele darse en una generalidad se presentan totalmente forzado (toda una sorpresa para una producción surgida de Hollywood). Espera, ¿estás tratando de decir que el Capitán América no se tropieza en un bar de la esquina con la mirada de una rubia sensual que se esconde en la parte posterior del mismo, propiciando un arco inútil que entorpece el desarrollo de la narración a lo largo del resto de la película? No, aquí nada de eso acontece, ya que la atención se centra en la amenaza que representan los villanos y en el gran conjunto de los personajes involucrados. En cambio, se nos brindan increíbles secuencias de acción, intensas y entretenidas, además de ciertas piezas establecidas en escenarios monumentales que nos muestran una buena cantidad de combates mano a mano, en lugar de tiroteos sin parar. En definitiva, es más divertido ver pelear al Capitán América que a otros de sus compañeros, Thor o Iron Man por citar algunos. Otro rasgo de ella, más relacionado con la historia, es que encontré el arco con el asunto de la agencia ficticia y sus consecuencias completamente interesante. Precisamente, la gran organización militar establece interesantes paralelos con las agencias de Estados Unidos y sus evidentes políticas agresivas en cuanto a relaciones internacionales se refiere. Esto es, a las personas se les puede lavar el cerebro para creer que una organización beligerante es mejor que la otra; aunque al final, simplemente tengan objetivos diferentes pero en esencia los mismos métodos para conseguir sus objetivos.
Sin embargo, después de haberle aplaudido a la película, ha llegado el momento de ponerme pesado y ensuciarme en el proceso. Por lo que sé, la mayor parte de sus partidarios estaban realmente entusiasmados con la pequeña dosis de thriller de espías que este nuevo capítulo de la historia resultó ser; pero hay que manifestar, eso no borra el hecho de que Marvel Studios aún no ha aprendido a producir una película de superhéroes impredecible y de alto riesgo.
Por lo cual, en cada cinta de Marvel que ha sido lanzada hasta el momento, el protagonista en cuestión se enfrenta a un conflicto o amenaza enorme y exagerada que casi siempre significa el fin del mundo, aunque luego resulte de forma irónica que tal peligro realmente no existe. Esto podría ser apreciado por algunos como alguna clase de spoiler (en español a esto, extrañamente se le denomina destripar la trama) sobre el filme. Como sea, el estudio está realmente atemorizado de acabar con personajes principales (o menores, si se les puede nombrar así), o por lo menos insertarlos en alguna situación de peligro o de pérdida que los lleve a otro nivel de discernimiento que pueda llevar a que los villanos demuestren que en verdad son formidables como tanto ponderan. Es más, hasta ahora no recuerdo a ningún villano del universo de Marvel, lo cual se debe a mi parecer a que no suelen producir una cantidad importante y permanente de daños a la sociedad o institución o lo que es aun peor jamás llegan a matar a alguno de los personajes principales de las historias. Incluso, lo que ocasiona que esto sea aun más decepcionante, es que la propia Marvel de modo constante se burla de dicha idea. Es decir, en cada una de sus creaciones, un personaje importante es asesinado en algún momento de la misma, para luego regresar debido a cualquier excusa absurda, como ser resucitado gracias a algún Deus ex machina o algún plan tonto que fue concebido desde el primer minuto del filme. Así que, por ahora, ninguna de las muertes que ocurra en alguno de sus productos, me parece totalmente real o definitiva. Por lo cual, el asunto solo termina con la mayor parte del suspenso que cualquier thriller de espionaje que se jacte de serlo necesita.
Llegados a este punto, honestamente, ni siquiera encuentro al Capitán América como personaje tan cautivador o, francamente tan necesario como superhéroe. Es tan insulso como su poderoso escudo al que todo le rebota. No se he puesto la creatividad adecuada para una mejor construcción del personaje y no hay suficiente distinción para separarlo del resto de los de su especie. Y en una nota al margen y no relacionada con el discurso, hay que señalar que esa última escenas de los créditos está totalmente desperdiciada y lastimosa.
Sin embargo, a pesar de todos sus defectos, esta cinta fue claramente una gran mejora en comparación con sus predecesoras gracias a una trama más inteligente, más reflexiva y debido a su fusión con el género del suspenso; aunque sigue adoleciendo de ser demasiado predecible en la forma en que sus personajes terminan y la falta de villanos impactantes y realmente amenazadores.

Comentarios

Entradas populares