Straight Outta Compton (2015)





Director: F. Gary Gray

Duración: 147 minutos

País: Estados Unidos

Elenco: O'Shea Jackson Jr., Corey Hawkins, Jason Mitchell, Neil Brown Jr., Aldis Hodge, Marlon Yates Jr., R. Marcos Taylor, Carra Patterson, Alexandra Shipp, Paul Giamatti, Elena Goode, Keith Powers, Joshua Brockington , Sheldon A. Smith, Lakeith Stanfield, entre otros.

"El grupo de rap N.W.A. surge de las peligrosas calles de Compton en Los Ángeles, California, a mediados de la década de los ochenta y revoluciona la cultura del Hip Hop con su música y las historias que en ella se cuentan sobre el infame barrio del que provienen sus integrantes."


Esta película tiene que ver más con la música que con cualquier otra cosa, y esto puede llevar a decidir si te gusta o no. Aunque no en el sentido prácticamente excesivo de amarla u odiarla. Yo diría que esta cinta no es tan buena como todo el furor que generó en el momento en el que apareció, ni tan mala como es para todos aquellos que la aborrecen y le pegan con todo. En mi opinión, se encuentra más bien en algún punto intermedio entre ambos opiniones tan dispares.

Por supuesto, lo que haya ganado una cinta en taquilla es importante. Pero, también cierta artificiosidad puede provocar que audiencia de naturaleza parecida a la mía, se siente incómoda al verla de nuevo o recordarla como su clásico favorito de todos los tiempos. Al menos, trataré de detallar el efecto que ha producido en mi, el que he determinado después de ver la película hasta su mero final.
La cinta comienza de forma increíble, en un nivel prominente. La primera escena que se ve en pantalla realmente sirve para saber en donde se está parado. La pequeña y lúgubre casa, los barrotes en las ventanas, una sociedad dominada por los hombres, los tratos que tienen que ver con las drogas, o la policía militarizada, son claros ejemplos de ello. Compton es un lugar sombrío. Y hasta debo confesar que estaba emocionado, intuía que me esperaba una historia atrevida sobre los polémicos pioneros del denominado gangster rap (incluso si en realidad ninguno de ellos era un gángster). Llegados a ese punto, todo empieza a flaquear en la narración. Entonces aparece de forma oportuna la interrogante: ¿qué salió mal?
A mi entender, el primer problema de la cinta es el guión; en segundo tal vez mencionaría a la edición de la misma. En general, la mejor manera de describir la trama que nos cuenta, sería utilizar la palabra Azar. En ese sentido, el punto en el que se enfoca la historia es la disputa financiera entre dos de los integrantes del grupo, sin embargo, se advierte muy pronto que la narrativa está más preocupada en señalar todos las ganancias y éxitos que consiguieron los más famosos elementos de la banda (Dr Dre, Ice Cube) que en lugar de contarnos algo que nos parezca coherente y atrayente. Incluso algunas escenas de la historia aparecen con poca explicación o algo que aclare las circunstancias en las que ocurren ciertos eventos. Un ejemplo de cómo se descuida la historia, es la manera en cómo se maneja todo la cuestión de la infame rola Fuck Tha Police. Dicha canción fue muy controvertida en su momento, tanto que todo llegó a tener implicaciones con la primera enmienda y el desafío contra la censura en los Estados Unidos. Lo cual estaba muy relacionado con el tema del acoso policial contra los habitantes afroamericanos de dicho país. Entonces vemos como todo aquello desemboca en los conocidos disturbios, luego Ice Cube realiza alguna broma sobre el equipo de los Raiders y nunca más volvemos a escuchar nada sobre la polémica canción.
Por otro lado, el tema del enfoque biográfico acerca de estrellas del Rap, es una idea interesante y única. Es decir, la originalidad no puede ser cuestionada. Sin embargo, que se generé una probable simpatía hacia los personajes no me parece que pueda funcionar para toda la clase de público existente; esto es porque la dirección, las actuaciones y la narración me parecen superficiales. Y claro, esta no es la primera película biográfica que me ha decepcionado con su narración y con el proceso que se necesita para que esta progrese. Y creo no será la última, casi estoy seguro. Probablemente esto último, sea un argumento a tomar en cuenta en el futuro, con obras similares.
El punto principal de esto, es que, algunas semblanzas de personajes históricos llevadas al cine, hecha solo por inquietudes comerciales y con una estructura casi cosmética, a veces las perjudican. Dicho de otra manera, se supone que esta es la historia de los padres de un género musical, las escenas de acción podrían ser más eficientes, más allá de tratar de emular o combinarlas con cintas de acción que suelen llamar de tipo B. Baste, como muestra el clásico perfil del representante celoso, casi un capataz del personaje interpretado por Paul Giamatti, el cual me dio la sensación de ser el mismo tipo con el que me encontré en otras cintas basadas en asuntos musicales. 
Cabe añadir que la película retrata a los raperos como si se tratara de sujetos que sirven como emblema de la libertad de expresión más que como personas que vale la pena explorar a profundidad, lo que significa que los representantes más conocidos o populares del género carecen de una distinción significativa entre ellos. En un inicio, nos dibuja de manera inteligente la manera en la que la banda llegó a crear su canción más importante Fuck Tha Police, ya que lleva a comprender lo que tuvieron que experimentar en sus vidas para desarrollar la propia actitud de la canción. Sin embargo, la cinta se torna en un asunto curiosamente hipócrita, puesto que primero defiende el valor de cada ser humano y la libertad de expresión frente a la brutalidad policial, al mismo tiempo que diluye cuán violentos son esos héroes respecto a los demás. En una escena, Ice-Cube uno de los integrantes del grupo utiliza un bate de béisbol para destrozar la oficina de un hombre de negocios que le debe dinero. Del mismo modo, en otra escena que ocurre en un hotel, no se crítica a los protagonistas por sacar armas poderosas para asustar a unos cuantos tipos y arrojar a una chica fuera de la habitación en donde se encuentran disfrutando de una hermosa fiesta. Esta misma escena también establece la visión del propio filme sobre las mujeres, que son dejadas de lado y tienen poco impacto en la historia. Y en una escena anterior, la madre de Dr. Dre le señala que ha trabajado demasiado como para tenerlo intentando esa tarea inútil de ser DJ, que es un lugar común de las obras biográficas donde la figura parental duda del talento del héroe del cuento. En resumen, aunque se lanzaron toda clase de críticas por no incluir la historia de violencia doméstica contra mujeres de algunos de sus integrantes, esto no logró disipar el entusiasmo de los fanáticos que se acercaron a ella, ataviados con toda la indumentaria y los artículos oficiales de sus ídolos.
La película los complace, olvidando o dejando de lado algunos eventos, uno tras otro y manteniendo el desenfreno hasta el final. En mi caso, preferiría acercarme a una versión más organizada de la historia porque, aunque hay aspectos que merecen toda clase de elogios, se trata más bien de una síntesis desplegada de forma desordenada de la historia del grupo.
Ahora bien, este filme tiene el mismo gustillo sobre el negocio musical, o sobre los negocios en Wall Street y todas aquellas películas interesadas más en vender mercancía a las audiencias, que fácilmente pueden satisfacer e inspirar al público joven a vivir su propia catarsis cuando se transformen en un hombre o una mujer exitosos en el futuro. Entendiendo ese término exitoso, más cercano a la gloria o la fama que obtienen los personajes en esta clase de creaciones del género biográfico. Debido a esta aspiración lucrativa, este tipo de películas generalmente alcanza el correspondiente éxito en taquilla en un corto tiempo. Además de eso, si se elige una biografía de personajes reales que viven en condiciones de pobreza y que logran escalar la enorme pared que los lleva a la cima del mundo en una sola oportunidad, sin duda que va a venderse. Especialmente en adolescentes y jóvenes desamparados, ansiosos de intentarlo todo para romper las presiones y tabúes de la sociedad.
Resumiendo, esta película cuenta con un buen ritmo en la mayoría de sus minutos (que no son pocos), pero no en todo su metraje. Puede que no sea el relato más veraz de lo que sucedió, pero, esto no es un documental. Los propios protagonistas de la película también son los productores y eligieron lo que querían retratar en la pantalla, y tienen derecho a hacerlo. Además, nunca se debe juzgar una película por la veracidad de la historia real, sino lo coherente que es en sí misma y cómo se cuenta la historia. Es una película interesante, y produce que interesen de alguna manera los personajes reales que estuvieron en ese momento histórico. Tal vez lo más decepcionante sea el enfoque de fórmula del que hace uso: individuos surgidos de la nada, alcanzan la fama, se vuelve una hermandad, luego el dinero causa problemas, los miembros de la banda empiezan a alejarse, todo va mal para los malos, pero los buenos salen victoriosos. Esto provoca que uno se pregunte: ¿Qué es esto? ¿un episodio bien producido dentro de la historia de la música, o la historia de la telenovela?
En fin, lo que quiero decir es que probablemente, cuando la película termine no te vayas totalmente satisfecho. Si no se conoce esta historia, resultaría aconsejable que se viese. Pero no se espere más que un perspectiva del tipo de wikipedia, sobre lo que realmente sucedió.

Comentarios

Entradas populares