Fear and Loathing in Las Vegas (1998)



Director: Terry Gilliam


Duración: 118 minutos


País: Estados Unidos


Reparto: Johnny Depp, Benicio Del Toro, Tobey Maguire, Ellen Barkin, Gary Busey, Christina Ricci, Mark Harmon, Cameron Diaz, Katherine Helmond, Michael Jeter, Penn Jillette, Craig Bierko, Lyle Lovett, Flea, Laraine Newman, entre otros.


" Un periodista y un misterioso abogado que viajan en un convertible rojo se dirigen a través del desierto, a Las Vegas. El maletero del coche es una auténtica farmacia: dos bolsas de marihuana, pastillas de mescalina, 5 hojas de ácidos y muchas otras drogas."


Obra transgresora y muy original que algunos críticos y espectadores de estrecho criterio han comparado con diversas comedias en las que todo es desmadre y se carece de profundidad. A mi entender esta obra no podría clasificarse de tal modo, ya que aquí no se narran las travesuras de dos adolescentes vagos y descerebrados.

En este caso Depp y Del Toro desarrollan un par de personajes que representan el desencanto, el hedonismo y el nihilismo más destructivo que se puedan imaginar, porque Raoul Duke y el Dr. Gonzo simbolizan a toda una generación que pretendió cambiar el rumbo de la humanidad y que simplemente no pudieron lograrlo.

El estilo de Gilliam, que suele ser de una estética delirante y excesiva de la realidad, encuentra en esta historia el lugar perfecto para desplegarse. La historia de unos seres atemorizados y agresivos, hijos de las revoluciones culturales de los años 60 que una década después son víctimas de la frustración, los mismos que ya han dejado de buscar, los que han perdido la esperanza y sólo se dedican a huir de esa desesperación y lo hacen a través de las drogas. Esas que habían sido el símbolo de la libertad y que en ese momento en el que viven son sólo el medio idóneo para lograr ese viaje de huida de sí mismos.

La cinta esta basada en el libro del mismo nombre, escrito por Hunter S. Thompson quien fue uno de tantos seguidores de aquellos movimientos sociales y que, como tantos otros, quedó huérfano en un mundo que no comprendía ni sus ideales, ni su estilo de vida. En este contexto, las drogas son una forma de protesta contra la sociedad, no sólo por el hecho de poder escapar de la realidad, sino por la posibilidad de liberarse y expresarse. Un periodista que finalmente acabaría su vida llena de abusos con el suicidio.

Sin embargo, entiendo perfectamente que alguien pueda ver este largometraje por el sólo hecho de reirse, pasar un buen rato con los amigos como lo puedes hacer con otras cintas que si pertenecen al género de la comedia, ya que también trata de la paranoia y experiencias cómicas del consumo de drogas psicódelicas. Y es por eso que no creo que defraude a quienes busquen apreciarla en ese sentido.

Siempre habremos otros que pensaremos que el sentido que posee esta película es de un transfondo social extremadamente pesimista por la época en la que vivían, el país en donde habitaban y la política que allí se estableció. De tal manera que el sueño americano que tanto buscan, no es otro que la escapatoria de toda la suciedad en la que estaban inmersos.

Me quedo con la salvable apreciación de que aunque no todo salió como hubiesen querido en aquellos finales de los sesenta y el mundo se convirtió en una mierda, fue bonito mientras duró y valió la pena intentarlo.

Comentarios

Entradas populares