Glengarry Glen Ross (1992)


Director: James Foley


Duración: 100 minutos


País: Estados Unidos


Reparto: Al Pacino, Jack Lemmon, Alec Baldwin, Alan Arkin, Ed Harris, Kevin Spacey, Jonathan Pryce, Bruce Altman, Jude Ciccolella, Paul Butler, Lori Tan Chinn, Neal Jones, Barry Rossen, Leigh French, George Cheung, entre otros.


" Narra las ajetreadas vidas de unos agentes inmobiliarios de Chicago que intentan sobrevivir en un mundo altamente competitivo y un mercado en plena depresión. A pesar de la situación reaccionan siempre con unos escrúpulos y una solidaridad considerables."


Es una película que describe el universo asfixiante de los vendedores de bienes raíces en los Estados Unidos, y es la crítica más brutal del sistema capitalista que puede verse en poco más de hora y media de metraje.

Basada en la obra homónima del renombrado y talentoso dramaturgo David Mamet (quien también es guionista y director de cine) que le valió un premio Pulitzer en 1984, esta obra de forma indiscutible es el punto más alto en la carrera del director James Foley y según mi opinión, una de las apreciaciones más acertadas planteadas contra la sociedad materialista y competitiva en la que nos hallamos inmersos.

Partiendo del fenomenal texto de Mamet, hay muchas razones por las que este ejercicio merece ser descrito como una muestra de buen cine, entre ellas su original planteamiento, su estupendo y ácido desarrollo, la sobria y teatral puesta en escena y su estilo tanto agresivo como desesperado.

Sin embargo, en lo que esta cinta realmente brilla es en la forma en la cual todo esto se lleva a la pantalla y se hace de carne y huesos. Es decir, en su estelar reparto.

El guión nos presenta una escena clave para entender lo que en realidad se halla en juego, en la que Alec Baldwin revela cuán a la altura se encuentra de sus compañeros de reparto en apenas diez minutos. Indudablemente se trata de un actor desperdiciado a través de los años.

Por otra parte, Al Pacino llega a ser divertido en su rol del engreído empleado estrella Ricky Roma; Jack Lemmon suma otra actuación genial desplegando un personaje patético, y lo hace sin ningún atisbo de sentimentalismo, lo que es paradójico ya que siempre será un actor tradicionalmente celebrado en la comedia. Y por si esto no fuera poco en uno de los elencos mejor aprovechados y merecidamente prestigiosos de la historia del cine, aparece Kevin Spacey que es inolvidable, construyendo la calculadora inteligencia y el temple enigmático que lo harían tan memorable en The Usual Suspects.

Sólo me queda declara que este filme es una crónica absorbente, brutal y certera que pone en seria duda muchos de los valores que hoy en día nos gobiernan y que desde el primer minuto de su duración resulta una película sólida y apasionante.

Comentarios

Entradas populares