Ghost World (2001)




Director: Terry Zwigoff

Duración: 111 minutos

País: Estados Unidos/Reino Unido/Alemania

Elenco: Thora Birch, Scarlett Johansson, Steve Buscemi, Brad Renfro, Ileana Douglas, Bob Balaban, Stacey Travis, Charles C. Stevenson Jr., Dave Sheridan, Tom McGowan, Debra Azar, Brian George, Pat Healy, Honorine Bell, T.J. Thyne, entre otros.

" Enid y Rebecca, dos rebeldes adolescentes amigas desde hace años, no saben cómo pasar el rato ahora que ya han acabado los estudios de preparatoria. Pese a sus tímidos esfuerzos por encontrar trabajo, a menudo acaban deambulando por las calles, escrutando el comportamiento de la gente que les rodea. Atraídas por los personajes excéntricos, suelen mirar los anuncios personales del periódico local. Enid llama al autor del anuncio más lamentable, un hombre solitario de cuarenta años, coleccionista de discos, y le invita a una cita a ciegas. Ambas acudirán al restaurante convenido para espiarlo y saber cómo es su vida."

Es la primera vez que veo esta película, y estoy casi seguro que si manifiesto abiertamente que es una buena cinta no me estaré equivocando. A algunos quizás les parezca muy lenta, pero entonces tal vez se han equivocado de género o probablemente suelen ver películas de pura acción o de humor desenfrenado o están muy felices porque se haya realizado otra cinta de Superman.
Obra llena de matices que para disfrutarla en su totalidad, uno debe conseguir adentrarse en el mundo de Daniel Clowes (autor del cómic en el que está basada la película), tan bien reflejado por el director Terry Zwigoff. 
Enid y Rebecca son dos amigas que una vez acabado su etapa del bachillerato se enfrentan con que hacer con eso que suelen llamar "su futuro". Sus aspiraciones son distintas, mientras Rebecca piensa en obtener cualquier trabajo para alcanzar una vida independiente, Enid no sabe como orientar su confundida existencia.
Como el carácter de estas dos chicas es verdaderamente singular (sobre todo el de Enid), siempre bromean sobre la forma de comportarse de la gente que les rodea, tienen por costumbre reírse de casi todo lo que ven; y es que ellas ven el mundo desde el punto de vista de los inadaptados, observan las cosas con el ojo de los que muchos llaman de manera despectiva "Freaks"; ellas sienten que son parte esencial del bando de los perdedores, que son esa especie de chicas fantasma en la que difícilmente alguien se fija. Sin embargo, parece que ni eso les importa realmente, pues si se tienen la una a la otra, ¿para qué necesitan más?
Lo que ninguna de ellas intuye, es que pronto esa hermosa amistad se tambaleará, pues una broma telefónica llevada hasta el limite, les llevará a conocer a Seymour, un introvertido y solitario tipo del que nadie sabe nada, aparte de su obsesiva afición de coleccionar discos viejos.
En poco tiempo Enid se verá atraída por el magnetismo que le evoca ese misterioso bicho raro, amante del blues, por lo que entablará una amistad con él, y es ahí, en ese preciso instante en donde arranca realmente la película. Una cinta llena de acidez, donde nos muestran el mundo de esta gente (como yo) en donde destacan principalmente emociones y conductas como la melancolía y en especial la ironía.
La película es bastante fiel a la novela gráfica. Existen planos dentro del proyecto en los que se alcanza a percibir el reflejo de las viñetas del propio cómic. 
Una película que sigue las vidas de unas personas que pueden parecer muy excéntricas y que por lo tanto no han podido insertarse y adaptarse socialmente. Es interesante el desarrollo de cada uno de los personajes, a mucho de ellos podría denominarlos como antipáticos y gruñones al máximo, ya se sabe: ese tipo de gente que es difícil que agrade o que llegue a caerle bien a alguien. 
Tanto Thora Birch como Steve Buscemi logran buenas interpretaciones y unos personajes muy simpáticos (de los pocos que hay) a pesar de ser tan poco sociables (aspecto con el que me identifiqué). Lo de Scarlett Johansson me pareció más limitado y menos logrado, no obstante que no es una labor nada despreciable. Pero no sobresale, en parte por sus apariciones tan limitadas dentro de la historia.
Así que ya sabes, si alguna vez te has dicho o le has dicho a alguien eso de: "Qué difícil es conocer a alguien que realmente valga la pena y con los mismos gustos que yo, en lugar de tener que toparme siempre con la oveja más negra de este grupo de borregos" tal vez esta sea tu película. Personalmente me he visto y me he sentido (en distintos y variados momentos) muy identificado con la personalidad de Seymour y con las situaciones que le toca experimentar por esa manera muy "especial" de comportarse con los extraños. Por eso, es posible que se sientan identificados aquellos que se han sentido alguna vez distintos de los demás o un poco perdidos, aún sin terminar de saber por qué.
Tal vez todo se arregle al dar ese gran paso hacia la madurez (o eso decían los adultos), aunque madurar no tiene porque ser un acto en el cual se tenga que renunciar a la propia personalidad. Tal vez no exista una respuesta para todos los casos, cada quien puede tener su opinión al respecto y tampoco voy a predicar a nadie con ella; es más ni creo que interese. Eso mismo hace la película, no opina, simplemente retrata esa etapa por la que la gran mayoría hemos atravesado. Esa es una de sus grandes virtudes, su capacidad de retratar circunstancias a la perfección.
Especialmente recomendada para los amantes del cine independiente y para "Freaks" empedernidos.

Comentarios

Entradas populares