Saw (2004)


Director: James Wan
Duración: 103 minutos
País: Estados Unidos/Australia
Reparto: Leigh Whannell, Cary Elwes, Danny Glover, Ken Leung, Dina Meyer, Mike Butters, Paul Gutrecht, Michael Emerson, Benito Martinez, Shawnee Smith, Makenzie Vega, Monica Potter, Ned Bellamy, Alexandra Bokyun Chun, Avner Garbi.
Hace mucho que no veía un thriller de esta especie que me mantuviera al filo del asiento como me ocurrió con esta producción. Desde el inicio esta original historia logra absorber y no permite que nadie se vaya hasta que llega el final. Películas de suspenso (no le hallé el terror por ningun sitio) como esta, que son tan atrapantes y que logran engancharme desde el inicio son extremadamente raras en épocas como las que nos toca vivir, tiempos en los que la gente cree haberlo casi todo y puede de tal manera adivinar cualquier giro en la historia durante la primera mitad de la cinta.
Con esta obra, James Wan y Leigh Whannell, las mentes creativas detrás del proyecto, sentaron las bases de lo que sería una nueva ola de cine de suspenso, con modelos originales y patrones tomados de la realidad que se siguen copiando hasta el cansancio. Por eso si piensas que ya nada puede asombrarte, te recomiendo que lo pienses de nuevo y observes Saw, una cinta que te atemorizará y sorprenderá más allá de tus propias expectativas.
Ha sido señalada en diversas ocasiones como la nueva Se7en y eso es verdad en la cuestión de que ambas siguen la misma tradición, aunque la creación que nos compete lleva a cabo una mejor labor en la materia de ponerle los pelos de punta al espectador. Jigsaw es uno de los asesinos más sádicos que ha visto el cine en mucho tiempo. Wan y Whannel lograron construir a un monstruo con ciertas fallas que le brindan cierta credibilidad al sinverguenza, mientras muchas producciones intentan de manera ridicula edificar villanos que son casi superhombres.
Sin embargo, no todo es perfecto. También cuenta con diversos defectos y carencias, por ejemplo algunas tomas hechas a alta velocidad sin un propósito claro, la estructura del guión es caprichosa con salto de un período a otro o que algunas de las líneas de los personajes caen en la frase hecha constantemente.
Lo más atractivo del asunto sería preguntarse si este thriller eficientemente realizado, sumamente horripilante, vale la pena después de toda la terrible experiencia por la que nos hace pasar.

Comentarios

Entradas populares