Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest [2006]


Director: Gore Verbinski


Duración: 151 minutos


País: Estados Unidos


Reparto: Johnny Depp, Orlando Bloom, Keira Knightley, Jack Davenport, Bill Nighy, Jonathan Pryce, Lee Arenberg, Mackenzie Crook, Kevin McNally, David Bailie, Stellan Skarsgard, Tom Hollander, Naomie Harris, Martin Klebba, David Schofield, entre otros.


" Will Turner y Elizabeth Swann se van a casar, pero ambos son hechos prisioneros por Cutler Beckett y acusados de haber liberado al capitán Jack Sparrow. Para salvar su vida Will tendrá que encontrar a Jack y conseguir su misteriosa brújula, que esconde un gran poder además de la clave de una deuda de sangre del pirata con un temible y siniestro Davy Jones, el legendario capitán del barco fantasma Holandés Errante."


Después del gran acierto que fue la primera entrega de esta saga, que sin duda fue una de las mejores cintas de aventuras que se han hecho en los últimos 20 años, por el hecho de contar con un personaje muy divertido y con muchísimo carisma como lo fue Jack Sparrow, nos llegaba esta secuela.

En general puede manifestarse que es una segunda parte sin profundidad y por lo tanto el peor tipo de secuela, aquella que existe sólo para darte más y más de aquello que te había gustado en la primera parte, sin justificar su propia existencia. Eso si, los que detestaron la primera entrega, despreciarán esta segunda. Ya que esta es esa clase de proyecto cuyo único objetivo es divertir y entretener al espectador.

En esta segundo capítulo ya podemos apreciar el comienzo del descenso de esta historia. Y si bien no se puede negar que el entretenimiento de la primera parte no se ha perdido, es indiscutible que es inferior a su predecesora a pesar de que contiene cosas entretenidas y escenas muy graciosas (pero sobre todo dinámicas), hay que aceptar que dichas secuencias son las mejores de la película.

Lo que arruina todo el espectáculo es la aparición excesiva de elementos sobrenaturales, mucho más acentuada que en la primera parte, lo que genera que se desvíe la atención en la historia que supuestamente te estan contando. En ese sentido, me pueden acusar de purista, puesto que jamás me han agradado los filmes que basan todo su éxito o su calidad visual en los efectos especiales. A mi gusto carecen de todo mérito. Y es que hay tantas cosas tan virtuales en la pantalla que no pareciera el siglo XVIII, sino un mundo completamente utópico y falso.

Por otra parte, Johnny Depp desarrolla una buena interpretación, bastante cercana a la que desplegó tres años antes, solo que por momentos se vuelve un poco forzada. En el caso de Orlando Bloom, pese a lo patético que es en casi todas sus interpretaciones (por tener la misma capacidad dramática que un refresco en lata) consigue un aceptable nivel como Will Turner y la doncella Keira Knightley continua con su fastidiosa actuación de la princesa que intenta hacerse la ruda.

En resumen, puedo expresar abiertamente que me ha gustado, nada más. No puedo decir que me haya encantado pero es muy entretenida. Tanto como para quedar adecuada en una tardede domingo y acompañarla con un refresco grande y unas palomitas, o con un café americano y un sandwich de cajeta como fue mi caso. Lo único cierto es que no tenía demasiadas expectativas con esta segunda parte, sabiendo que iba a ser la clásica secuela donde iban a tomar cuestiones de la primera para disfrazarlas de nuevas y no me equivoqué.

Bueno, nada más espero que la vean, porque sin duda cumple con su función de entretener.

Comentarios

Entradas populares