Days of Heaven (1978)




Director: Terrence Malick


Duración: 94 minutos


País: Estados Unidos


Reparto: Richard Gere, Brooke Adams, Sam Shepard, Linda Manz, Robert J. Wilke, Jackie Shultis, Stuart Margolin, Timothy Scott, Gene Bell, Doug Kershaw, Richard Libertini, Frenchie Lemond, Sahbra Markus, Bob Wilson, Muriel Jolliffe, entre otros.


" Bill y Abby, una joven pareja, deciden abandonar la pobreza y la dura vida que llevan en el Chicago de 1916. Los dos, junto a Linda, la hermana de Bill, viajan hacia las grandes zonas de cultivo de cereales de Texas, donde encuentran trabajo como peones en una granja. Al finalizar la cosecha, el joven y apuesto patrón, quien cree que los tres son hermanos, les pide que se queden porque se ha enamorado de Abby."


Con un estilo muy peculiar basado en un verdadero lírico componente visual, sin necesidad de líneas y líneas de diálogo, el cine de Malick puede resultar difícil de digerir a primera vista, pero una vez se entra en dicho engranaje, el talento de este director se vuelve más atractivo.

Para relatarnos la historia decide utilizar el recurso de la voz en off, sirviéndose para ello de la voz de una niña, Linda, la hermana de Bill.

Es 1916 y en las ciudades norteamericanas como Chicago los trabajadores están inmersos y subyugados en plena efervescencia del proceso productivo en las incipientes empresas del novel sistema capitalista de fábricas. La única alternativa a esto son los trabajos provisionales como peones en las afueras de las ciudades, en las extensas praderas norteamericanas, con el mismo sistema del beneficio óptimo, y el trabajador como un elemento molesto y cada vez más costoso.

Bill, su pequeña aunque intuitiva hermana Linda y su novia Abby deambulan por ahí observándolo todo y viviendo la vida como pueden. Es así que van a parar a un vasto campo de trigo, donde trabajan como peones haciendo de todo, desde espantar molestas plagas, hasta sembrar y recolectar el grano. Allí conocerán al patrón de la explotación agrícola, quien solo en la vida, pronto se enamorará de Abby.

El filme integra drama, romance e intriga criminal. El relato, narrado en primera persona por la voz en off de Linda, evoca una historia vista con ojos de una adolescente perspicaz y desenvuelta, que entiende el trasfondo de sus vivencias en función de sus intereses y percepciones. Es importante tener en cuenta que la película no explica una historia dramática, sino los recuerdos de una niña que reviven unos hechos dramáticos del pasado, que en parte no entendía, de los que tuvo constancia sólo en partes y sobre los que el paso del tiempo ha sembrado zonas de olvido. La narradora más que contar una historia, muestra cómo recuerda haberla vivido y cómo los hechos afectaron a sus emociones.

Puede parecer más o menos larga y aburrida (para el grueso de la población), pero apuesto a que no se ven muchas películas tan bellas como ésta. Dicha belleza no se concentra ni en la historia ni en los personajes, sino concretamente en la estética que se aprecia en las referencias pictóricas que son un auténtico festín para cualquier espectador y que se funde con una increíble banda sonora de Morricone para enaltecer todo lo que es hermoso y digno de verse en este mundo.

El trabajo de los actores queda en un segundo plano, pero me parece correcto y agradable. Por un lado un joven Richard Gere, que aunque no es de mi gusto queda convincente, un buen trabajo de Booke Adamas, el inconmovible Sam Shepard y Linda Manz que interpreta a esa inteligente y desgarbada niña, que también funciona como narrador.

Una buena película y una guía para curiosos o estudiosos de la fotografía.

Comentarios

Entradas populares