Xiao cheng zhi chun (1948)



Director: Mu Fei
Duración: 93 minutos
País: China
Reparto: Chaoming Cui, Wei Li, Yu Shi, Wei Wei y Hongmei Zhang.
" En un pequeño pueblo de China, una mujer llamada Yuwen vive con su marido Liyan, aquejado de una supuesta enfermedad y sin ganas de vivir. En la casa también habita la hermana menor, quien todavía asiste a la escuela. Es así que Yuwen se ve abocada a la resignación de una vida monótona, sin esperanzas para el futuro. Pero al llegar la primavera, Zhang Zhichen, un antiguo compañero de Liyan aparecerá de improviso para reencontrarse con su amigo, sin llegar a imaginar con quién se ha casado."
Para empezar creo que es una verdadera lástima que una cinta inicialmente tan atractiva como esta se encuentre tan deteriorada, siendo prácticamente imposible conseguir una versión con una calidad de imagen tanto como de sonido que valga la pena observar.
Pese a ese enorme inconveniente, es una película que se puede disfrutar en cualquier instante, como pueden ser las tardes lluviosas que son constantes en esta época del año. Considero que cuenta con un guión aceptable para el género al que pertenece: con toques emotivos que algunos como yo podríamos llamar 'cursis' e incluso melodramáticos, pinceladas de cierto humor que generan una breve risa y un final que podría dejarles a muchos un sabor de boca ciertamente amargo.
En ese sentido, puedo asegurar que me ha gustado, soló que lo hizo a medias. En primer lugar no me creo esa etiqueta que trae consigo de ser "la mejor película china de la historia", ya que si bien no he visto mucho cine del país, creo que he tenido la oportunidad de ver algunos proyectos que están a buen nivel como los realizados por Zhang Yimou a quien considero un digno representante cinematográfico de la mencionada nación.
Y si no logró convencerme es porque a mi entender la historia está repleta de altibajos. Lo cual no es culpa sino únicamente de un libreto endeble. En un inicio me atrapó a tal grado que la intriga que provoca la aparición del 'invitado' realmente me tenía muy angustiado, y al mismo tiempo interesado en saber cómo se resolvería dicho embrollo. No tiene caso mencionar la forma cómo se aclara todo el lío que da pie a la existencia de toda la historia de amor que sustenta el ejercicio narrativo completo de Mu Fei, ya que pasa a un segundo plano cuando lo soluciona tan rápido que ya no me quedaron muchas ganas de observar lo que vendría después. Si, eso debió ser. Perdí rápidamente el interés. Y eso es muy negativo para un simple espectador.
Pese a todo, la recomiendo como ejemplo de una historia simple pero atractiva, bien filmada y con un elenco escaso (sólo hay cinco personajes) que despliega unas interpretaciones aceptables. Especialmente la de la mujer que para mí se lleva todas las palmas.
Eso si, los que busquen aquí una cinta de suspenso, terror, acción hasta el límite y demás emociones mejor huyanle. Están ante el prototipo de película en la que pasan muy pocas cosas y en mucho tiempo. Suena paradójico, pero así es. Es bastante lenta, así que no está pensada para todo el mundo. Por lo menos a mi no afectó esa característica, más bien lo que ya mencioné.
Un clásico que para muchos puede ser simplemente intolerable.

Comentarios

Entradas populares