Top Gun (1986)





Director: Tony Scott


Duración: 110 minutos


País: Estados Unidos




Reparto: Tom Cruise, Kelly McGillis, Val Kilmer, Anthony Edwards, Tom Skerritt, Michael Ironside, John Stockwell, Barry Tubb, Rick Rossovich, Tim Robbins, Clarence Gilyard Jr., Whip Hubley, James Tolkan, Meg Ryan, Adrian Pasdar, entre otros.




" La Marina de los Estados Unidos ha creado una escuela de élite para pilotos con el fin de sacar una generación de expertos en técnicas de combate. En la academia, más conocida como Top Gun, a los mejores se les entrena para ser intrépidos y fríos al mismo tiempo. A la escuela llega el joven conocido con el apodo de Maverick, famoso por su temeraria aunque brillante forma de pilotar."



Lo primero que hay que decir sobre esta película es que ha sido uno de los iconos del cine de los 80. Cualquiera que haya crecido en esos años seguramente la habrá visto, porque a pesar de no ser ninguna obra maestra podría manifestarse que marcó a mucha más gente de la que se esperaba.


Sobre géneros y etiquetas no hay nada escrito. Quizás me equivoque, pero esta no es una película de acción como muchos la han querido clasificar. Basta con ver la alternancia de escenas en toda la cinta y uno termina por dejarla o seguir, no hay medias tintas.


Considero que parte importante del reparto brindó dignidad a una obra que aparentemente no hubiera pasado de ser un videoclip de moda, pero que ha seguido por muchos años en nuestra memoria.


Porque es una de las películas más ochenteras que recuerdo. Y es que en aquellos días las canciones se confeccionaban especialmente para un proyecto cinematográfico, no como ahora, que solemos ver a los directores más reconocidos sacando toda su colección de discos viejos para armar la banda sonora de sus creaciones.


Del guión no hay que esperar mucho, es simple y llanamente una sucesión de lugares comunes: el bueno que es muy bueno, el malo que es antipático al principio y luego se convierte por obra de magia en un pan de dios, el amigo que fallece y para rematar el protagonista se traumatiza por dicha muerte. Personajes que hemos visto hasta el cansancio.


Sin embargo, sigo pensando que una película no necesita de la mejor dirección, las mejores interpretaciones o la mejor fotografía para que a una persona le llegue a tocar esa zona en la que están guardados los recuerdos del cine que han visto. Ya que si bien es predecible la trama, y uno sabe lo que puede llegar a pasar, hay ciertos momentos de la cinta que realmente emocionan y divierten. Por ello, es difícil olvidar una canción como Take my breath away, puesto que cada que suena de fondo en alguna escena es un buen momento para hacer un paréntesis. Una canción que con el paso de los años se ha convertido en un clásico.


Las escenas con los aviones son fantásticas, recomiendo que se vea de buen humor y con una tendencia a dejarse emocionar. No buscar grandes y profundas actuaciones, es mejor buscar pequeños y emotivos momentos que siempre se pueden recordar.

Comentarios

Entradas populares