Spider-Man (2002)




Director: Sam Raimi
Duración: 121 minutos
País: Estados Unidos
Reparto: Tobey Maguire, Willem Dafoe, Kirsten Dunst, James Franco, Cliff Robertson, Rosemary Harris, J. K. Simmons, Joe Manganiello, Gerry Becker, Bill Nunn, Jack Betts, Stanley Anderson, Ron Perkins, Michael Papajohn, K. K. Dodds, entre otros
" Peter Parker es un joven y tímido estudiante que vive con sus tíos May y Ben desde la muerte de sus padres. Peter está enamorado de su vecina. Un día es mordido por una araña que ha sido modificada genéticamente, descubriendo posteriormente que cuenta con unos grandes poderes."
Los estudios saben perfectamente cómo gastar alrededor de doscientos millones de dólares, con el único objetivo de colocar en la pantalla a un superhéroe salido de un cómic. Con todo ese dinero, es obvio que puedes contratar al tipo más capaz en el mundo para que se ocupe de un sólo aspecto: los efectos especiales. Y ya teniendo al mejor para que entregue su talento a ese apartado de la cinta, se consigue a un buen director para que complete el rompecabezas, con la única pieza que faltaba: una historia romántica en la que aparezcan alrededor de cada escena muchos corazones y muchos caramelos. Pero, si en el proceso el responsable de dicho proyecto, se dedica a crear de igual modo una historia entretenida proveniente de un guión sólido, de concebir personajes que todos conocemos perfectamente y con los que además llegamos a simpatizar y que son interpretados por buenos actores que los traen a este mundo real, ni todos los efectos que existan en el universo usados en una una película pueden conseguir que ésta alcance la cima de la montaña. Afortunadamente para nosotros los espectadores, cuando Marvel decidió que el Hombre Araña se exhibiera en una sala de cine, Sam Raimi se preocupó por todos esos pequeños detalles y todos recibimos una recompensa justa para nuestras elevadas aspiraciones.
El Hombre Araña de Raimi está lleno de energía, zumbando y cruzando rápidamente a través de la pantalla, lo que convierte a la cinta en un entretenimiento puro e inmediato. El estilo visual del creador de Evil Dead conformado por zooms rápidos y su retorcido sentido del humor impregnan gran parte de su creación y al mismo tiempo no olvida brindarle ese toque de emoción y pasión provenientes del cómic.
El guionista escogido para esta aventura fue David Keopp, quien había colaborado en aquellos años con David Fincher, aportando una dosis de ciencia ficción y aventura bastante divertida y apasionante con algunos altibajos, no obstante está asegurado el entretenimiento en las casi dos horas de metraje del filme.
El reparto en general lleva a cabo una aceptable labor. Sin embargo seré honesto, ya que cuando escuché que Toby Maguire iba a representar al héroe arácnido, aparecieron unas grandes dudas en mi sobre su capacidad, basadas en si realmente podría desarrollar esa dualidad existente entre Parker y el propio "araña". El por qué de Maguire es perfecto para ponerse el traje de Spider-man es debido a que su aspecto de chico nerd le sienta perfecto a lo que requiere y representa Parker. Nada más basta con observar esas miradas y esos gestos adecuados de timidez.
Otro de los aciertos del reparto se lo lleva Willem Defoe como Norman Osborn, mejor conocido en el mundo de las historietas gráficas como El duende verde. Dafoe despliega sus capacidades histriónicas muy al estilo de lo que Nicholson nos enseño en Batman, y no se queda con nada; se concentra en gruñir y en la manera en cómo lo hace, y su voz y sus ademanes están perfectos para los requerimientos del personaje. En mi caso, disfruto la escena en la cual se habla a sí mismo en el espejo, mostrando sus dos personalidades.
Sin embargo, hay algunas cosillas que no me gustaron y una cosa de tamaño grande que no me convencen sobre esta película. Primero, sobre las cosas pequeñas: personalmente considero que Mary Jane aparece al inicio como una chica ruda y fácil, como una especie de zorra de la clase (¿o fui el único que percibió eso?), para acto seguido mudar en una especie de fanática de Camila. Luego, en segundo lugar, no me sorprende que Peter Parker viva con sus tíos, pero seguramente habría sido adecuado saber exactamente por qué era así. En cuanto a la cosa de tamaño considerable, va referida al origen de Green Goblin (Duende Verde). Recuerdo que leyendo alguna vez un cómic de la serie, Norman Osborn se inyectaba un plasma verde, y era entonces cuando fisica y literalmente se convertía en un mostruo verde, que se percibía más amenazante que el que vemos aquí usando un traje y un casco espaciales.
En fin, en aspectos generales es una película bastante buena, con un buen reparto y algunas secuencias de acción repletas de diversión, que también es capaz de conseguir que nos interesemos y conectemos con los personajes, disfrutándolos en cierto nivel emocional. Por dichos motivos fue un éxito, aunque seguramente habría podido tener mejores resultados si se le hubiese pellizcado un poco por aquí y por allá.

Comentarios

Entradas populares