In The Company Of Men (1997)


Director: Neil LaBute
Duración: 97 minutos
País: Canadá/Estados Unidos
Reparto: Aaron Eckhart, Stacy Edwards, Matt Malloy, Michael Martin, Mark Rector, Chris Hayes, Jason Dixie, Emily Cline, Roxanne Butler, Tahira Essix, Julia Henkel, Sara Pauley, Cheryl Russell, Jasen Savage, Lynette Smith, entre otros.
" Cínico y despiadado retrato de dos machistas recalcitrantes que sólo piensan en vengarse emocionalmente de las mujeres. "
Esta película no contiene violencia física, pero es realmente de terror. El personaje desarrollado por Eckhart de nombre Chad es realmente perverso. Le encanta herir los sentimientos de los demás por el simple hecho de que le encanta mostrar que puede hacerlo. Porque esto es realmente lo que sucede en esta ópera prima de LaBute, se puede apreciar perfectamente como algunas personas se dedican a fastidiar a otras por el simple hecho de hacer daño, sin ningun motivo.
La historia es simple. Comienza en un aeropuerto en el que dos amigos se encuentran conversando sobre sus fracasos amorosos. Les va tan mal en el amor que uno de ellos decide que deben tomar revancha del sexo femenino y para la mala suerte de Christine (una chica sorda que labora en la misma empresa) es en ella en quien descargan todas sus frustraciones, desarrollando todo el plan machista y lleno de resentimiento contra las mujeres.
Habría que señalar que en esta cinta Eckhart nos regala una de sus mejores actuaciones, si no es que probablemente sea la mejor. La dirección de LaBute podría calificarle de minimalista, sin movimientos de cámara espectaculares, con escenas enteras filmadas en una sola toma. Aunque esto también podría señalarsele como una debilidad, ya que por momentos la atmósfera de la obra podría parecer tediosa o incluso desesperante. En ese sentido, el filme contiene mucho dialogo, pero probablemente haya sido de lo mejor que he escuchado en cuanto a humor negro y de carácter misógino se refiere.
Una película cruel, real y sencilla que nos lleva a preguntarnos cómo es que hay gente puede dormir tranquilamente por las noches después de llevar una vida como esa. Por eso, si eres mujer y no deseas convertirte en lesbiana, no veas este ejercicio cinematográfico.

Comentarios

Entradas populares